'nulla vita sine musica'


hacer del caos un arte

7 de agosto de 2012

Hoy vuelve a ser martes, yo sigo en mis trece.

No he podido evitarlo, pensar en todo lo que te quiero, digo, sonreír al pensar en ti. No he podido evitar pensar en aquel beso que tanto me costó darte, cuando te agarre por la cintura de aquella forma. Que locura. Quien diría que acabaríamos así. Pensar en ese día que grite de felicidad, cuando me metí en el baño a contarle a todos que tenía una felicidad delirante. Tampoco he podido evitar pensar en las mil clases que tuvimos los dos juntos, con risas y broncas de profesores, pero eso no nos importaba. Ni he podido evitar pensar en la tristeza que sentía cuando el día se acababa y ya no volvería a hablar contigo. En aquellos tiempos. En los que yo me conformaba con una puta sonrisa.

Sabes que lo necesitas cuando hay hueco, ondo, profundo, pozo negro, en tu corazón. Cuando sólo sonríes si está presente y lloras si no está. Lo necesitas para respirar y para poder seguir levantándote cada mañana, cada rutina. Y cuando de veras está, es cuando el hueco desaparece. Cuando vuelas, ríes, cantas, quieres, corres, saltas, sonríes. Cuando la euforia te llena por dentro. Cuando eres feliz. Cuando te mueres si no está y cuando las horas pasan como segundos a su lado. Es cuando no sabes explicar como te sientes y sólo sonríes y sigues sonriendo y no puedes parar , cuando respiras por cada uno de tus poros y te sientes bien. Cuando te sientes así, es cuando mejor se está. Y estoy mejor contigo que con nadie.
Sin duda la sensación más maravillosa que puede existir en nosotros es la alegría, la felicidad. Ser feliz. Lo más bonito del mundo es poder sonreír, poder olvidarte de todos los problemas, que salga el sol, que todo lo que quieres lo tengas y además, que tengas a quien más quieras. 
Cuando a mi me dicen que el término amor viene de amargura no estoy tan segura de ello. Porque cuando realmente amas a alguien, ese alguien es quien te llena de alegría, te pinta el sol de cada mañana aunque truene y haga frío. Es él el que sabe que hoy no ha sido un buen día y el que sabe como arreglarlo. Cuando amas, el tiempo pasa más deprisa de lo que piensas. Pasa tan deprisa y echas tanto de menos...  Cuando sientes el olor, el calor de ese alguien, cuando recuerdas cada momento, cada beso y cada caricia acompañada de esos "te quiero" que tanto nos gustan a todos.
Cuando amas no existen problemas, no existen relojes. No existe nada. Y amar es querer, y querer es confiar y saber que va a estar ahí en las malas y en las buenas.

Quiero que sepas esto, cielo.

Sabes para que sirve la vida?
Para llorar, pero fijo que tambien has tenido momentos de llorar de risa, y momentos que no cambiarias, y a gente que quieres mucho, y te quedan taaantos años por vivir. Y sabes que es lo que no merece la pena? Depender de otra persona, tienes que quererte a ti y tener tu orgullo (poco) y saber querer a otra persona y si te sale bien pues joder que suerte y si te sale mal pues mira ya sabes que no tienes que hacer para la proxima vez... Lo único que tienes que hacer es reír hasta que te llores de risa. Y si vienen tiempos de sequía pues joder ya lloverá.

Me hablas de amar sin saber querer


¿Sabes por qué tú crees en el amor? Porque no lo conoces. Porque no sabes lo que es querer tanto que duela. Porque tu solo conoces el capricho y el gustar. Porque me hablas de amor sin conocer el dolor.