'nulla vita sine musica'


hacer del caos un arte

1 de diciembre de 2012

No lo hay, porque él no ha querido. No lo hay, porque él no ha dado pie a que lo haya. Yo he pasado meses esperando el momento de debilidad, la caricia, el susurro, el beso, la señal de que podía dar un paso más... Y no la ha habido. Me he acordado incontables veces de aquellas noches, riendo en la soledad de esa oscuridad. Ese fue nuestro momento más intimido y personal. Nunca lo he tenido más cerca que entonces... Y sospecho que ya nunca lo tendré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario