'nulla vita sine musica'


hacer del caos un arte

26 de enero de 2014

24

No me hacen faltas dos botellas de Ballantines o Beefeater para llorar por perderte, ni me hizo falta hacerlo para valorar lo que tenía.
Pero ahora que todo ha cambiado, quiero que estés conmigo más que nunca.
Ahora la manera en la que te echo de menos no es tan bonita como la de antes.

Y cuando dudes lo que te quiero,
recuerda los días que iba corriendo detrás de ti para abrazarte.
O las noches de querernos hasta las 6.
Recuerda los besos con susurros de te quieros,
o las confesiones,
las caricias en la mejilla,
las peleas por la manta,
los besos de despedida agarrados por la cintura,
la vergüenza de los primeros meses,
la confianza de los últimos.
Recuérdanos en nuestra faceta más bonita de la vida.

Si nos vamos,
no nos olvidaremos,
pero si nos quedamos,
no dejaremos de doler...

No hay comentarios:

Publicar un comentario