'nulla vita sine musica'


hacer del caos un arte

2 de enero de 2014

Pero que las relaciones así también tienen partes malas, como las discusiones que intenté evitar, y sé que tu también, pero la rabia nos comía por dentro y siempre acabábamos ladrándonos como perros, pero luego riendo a carcajadas. Veces que te necesité no estuviste a mi lado y yo te dije: "Recuerda esto, la próxima vez que me necesites no estaré a tu lado." Pero a pesar de eso estuve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario