'nulla vita sine musica'


hacer del caos un arte

8 de mayo de 2014

desafinada...

"Vuelve a llegar tarde, joder, ya no sé que hacer para que sea puntual."
Y ahí va ella, despeinada, con paso acelerado y con los cordones de las zapatillas (las mismas de siempre) desatados. Con unos vaqueros un poco rotos, con el pelo suelto -por poco tiempo- y acariciándose las ojeras. Escupiendo un chicle. Qué vulgar. Cómo me gusta.
— Perdón, perdón, perdón... Es que justo cuando estaba saliendo..
— Deja de ponerme excusas anda, que siempre usas las mismas.
— ¿Estás enfadado?
— 5 minutos más y me hubiera ido, de verdad.
— Pero no seas imbécil...
Y así todos los sábados. Algunos viernes. Los domingos era peor, porque siempre iba a buscarla.
Lo peor es que no se cansaba. Cada día llevaba una ropa diferente. Pero las prisas eran siempre las mismas, el pelo igual de despeinado, y el olor a vainilla...
"Joder, estoy pillado de verdad."


No hay comentarios:

Publicar un comentario