'nulla vita sine musica'


hacer del caos un arte

8 de mayo de 2014

(voy a volver a quererte)

A ella le gustaba cuidarle. Prepararle el desayuno, escogerle la ropa para estar juntos, abrir la cama y meterse (siempre respetando su lado)
Hacerle cosquillas, solo ella sabe donde están. Y sólo a ella deja que se las haga.
A los ojos de la gente no son nada, no comparten sentimientos, quizás risas y besos a escondidas.
Ingenuos, no saben que darían la vida el uno por el otro.
Que esperan ansiosos la hora en la que verse.
Que cuidan cada detalle de sus encuentros.
Que se cuidan. 
Se hacen cosquillas.
Se meten en las camas de cada uno. Duermen.
No saben que bailan. Que juran casarse. Y joder, que ellos odiaban ser románticos. Y ahora se regalan besos despacitos. Besos que duelen del peso que llevan. 
Ignoran que se volvieron a querer después de odiarse (porque nunca se odiaron de verdad)
Ignoran lo frágil que parece ella cuando le desabrocha el sujetador, y como tiembla él cuando empieza a acariciarle la espalda, cuando le besa el abdomen...
Y no, no se tiembla con cualquiera. No se suspira porque duele el querer por alguien de quien no estás enamorado.
Se querían tanto, que no han dejado nada para poder estar con otros. No queda amor para dar.

Voy a volver a quererte
aunque nunca vuelvas del todo.
Yo nunca me iré del todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario