'nulla vita sine musica'


hacer del caos un arte

27 de junio de 2014

Fumamos sin tragar el humo, juramos querernos.

Esperamos al amor como quién espera al autobús de las 18:00.
Nos creemos poetas por un simple encabalgamiento y una prosa musical.
Nos consideramos cantantes, por gritos pegados al son de una lista de reproducción de Spotify.
Fumamos sin tragar el humo,
despertamos en las noches de verano,
y nos emborrachamos, sin contar los cachis. 
Nos enamoramos un poquito cada día,
y vemos el fin en los "adiós" con cualquier amigo.
Disfrutamos de la playa,
tomamos el Sol.
Nos gusta pasar largas horas en una terraza con una cerveza,
y nunca,
nunca,
tenemos suficiente dinero.

Somos adolescentes en verano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario