'nulla vita sine musica'


hacer del caos un arte

14 de diciembre de 2014

Yo te doy un poquito de mí y no quiero nada de ti.

Vivo al borde de los precipicios.
No soy capaz de ordenar ni mi vida,
ni mi armario.
Pero la comida sí.
Me gusta el café. Me sienta mal.
(como tú)
Me gusta la cerveza.
Me gusta fumar.
Bailo mal muy bien.
Me gusta el rock. Y me gusta tener con quién cantarlo.
Me gusta pensar. Me sale mal a menudo.
Pienso incorrectamente. Pero lo digo igual.
Yo no cuento ni tus lunares,
ni los escalones de tu casa,
ni las veces que dormimos juntos,
ni las que discutimos.
Yo nunca conté nada.

Me gusta gritar,
y discutir,
y hablar de política.
Me gusta leer, me gusta Cortázar.
Miguel Hernández y un poco de Bukowski.
Demasiado nihilista.
Adoro el Latín.
Y Roma.
Y saber como se sale de ella.
(salí de ti y es más difícil)

No, no soy cinéfila.
Sonrío mucho y es por mí.
No soy romántica.
Soy un caos.
No quiero despertarme contigo.
Lo paso mal con el contacto físico.

Soy pacífica.
Y revolucionaria, aunque sea un poquito.
Me gusta cumplir años.
Y no me gusta la Navidad.
Quiero a mis amigos.
Más que a mí.

Y no, no escribo por ti.
Escribo por mí,
porque me quiero.
Porque no quiero olvidar nunca quien soy.
Y porque sigo siendo todo lo que he sido.
A pesar de haber desfigurado mi vida
cayendo al vacío.
Cayendo al v
cayendo a
cay...


No hay comentarios:

Publicar un comentario