'nulla vita sine musica'


hacer del caos un arte

2 de febrero de 2015

Ya llegará lo del cementerio.

Doy gracias por diferenciar "gente" y "personas".
Por saber que tú eres del segundo grupo.

A pesar de que el invierno apriete fuerte
y de que la rabia a veces me invada más
que los sentimientos buenos.

Pero si te digo la verdad; la rabia es incluso bonita si es por nosotros.
Porque la rabia que siento es de no poder estar siempre contigo
de vivir rodeados de cosas que nos dan igual; de esfuerzos que no necesitaríamos.

No necesito trabajar o estudiar para vivir contigo
(desgraciadamente sí)
porque no quiero que el tiempo fuera de casa
se convierta en tiempo libre para escapar de nosotros.
Sino que el tiempo libre seamos nosotros.

Y lo siento si escribo como si fuese real que voy a llegar a casa
y me vas a esperar (o viceversa).
Porque a veces siento que es un sueño totalmente tangible.
Pero entonces la realidad atiza fuerte
y hay días que despierto y no estás.
Haciendo vida como si no estuvieses siempre en mi cabeza,
te juro que me siento una traidora.

Entonces recuerdo que la culpa no es tuya, ni mía.
Sino del opresor y del sistema
que no queremos y tenemos.
Y te sigo jurando: sé que algún día vamos a escapar.
Como si de Diógenes se tratase.
Porque si yo soy una náyade es porque tú eres el pozo que me escucha (tan bonito y a veces tan oscuro...)

Y te escribo porque a veces no sé decir
que si la rabia es por ti
puede ser más bonita
que los sentimientos más inocentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario