'nulla vita sine musica'


hacer del caos un arte

27 de abril de 2015

Día 1.

Nos quejamos del domingo. No tenemos ni puta idea.
Los domingos son finales, románticos, suicidas, tristes, melancólicos...
Lo único malo del domingo es que precede al lunes.
Sí, lunes. Cuando empieza lo que no te gusta; joder, prefiero los finales que dan tiempo a saborear la esencia a los principios que se hacen cuesta arriba.
Lunes. Principio triste, frío.
Como el principio a la vida sin ti.

Joder, me hubiese quedado en un domingo eterno por no tener que verte ir —un lunes—.

Sobrevivir sin ti desde el primer día de la semana:

    Día 1. — Lunes.
No quiero semana sin ti. Ni vida. Búscame.

   Día 2. — Martes.
Me voy a buscarte a ti o a perderme yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario