'nulla vita sine musica'


hacer del caos un arte

16 de agosto de 2015

No es invierno, pero verano tampoco.

Ya no hay tardes de cervezas y rock and roll al Sol
Tampoco días de 5º grados fuera y mil dentro — de nosotros —.
Ni noches de verano borrachos y locos, tumbados en los bancos.
Mucho menos noches de invierno con mantas y películas anime.
Por haber, ya no hay nada.
Tardes monótonas, sin música,
sin calor, sin frío
sin nosotros, los de antes.
No queda más que desgana,
cansancio
y falta de cojones.
Los sueños de los enamorados se han ido con
el amor y las ganas.
No recibo cartas, ni mucho menos flores.
Sólo caras largas y eso,
falta de cojones.
Estamos en plena carrera:
¡A ver quién muere antes de desamor!

11 de agosto de 2015

Habitación 76. ¿California?

Habitación 76 de un motel de mala muerte. 
Nos daba igual, tenía cama, ducha y minibar. Tocadiscos y una luz de neón que hacía que fuese aún más cutre. Nos gustaba, estábamos nosotros. Canciones que definíamos como "nuestras" y una cama con los muelles a punto de salir volando del colchón. Lamparita con lava que sube y baja. Tu whisky y mi vino. Mi comida dulce y tu comida salada. Mi ropa interior tan de mala muerte como el motel y tus calzoncillos bordados, yo que sé, en seda. Las sábanas con tacto raso que a tu lado me parecían putas nubes. El sexo dados de la mano y el sexo usando las manos de maneras menos correctas políticamente. Tú ayudándome a vomitar después de haber terminado la puta botella, como siempre. Tú borracho y melancólico. Paquete de Marlboro y paquete de Winston haciéndose compañía (no sé para qué llevo mi paquete si sólo fumo del tuyo). Pantalones vaqueros con cinto y leggins negros. Camisas de cuadros y jerséis grises. Todo en el suelo. Muchísimo humo. Mecheros sin gas. Olor a látex y sobre todo a amor (también a sexo, alcohol y tabaco). 
Vamos a ducharnos, escojo yo la música:
Venga va, te robo a un mítico, ponemos Johnny Cash ¿O nos ponemos románticos y escuchamos jazz? Venga va, La viè en rose, Louis Armstrong. Me apetece jugar un poco, pon Extremo.
O Seven nation army.
O Rape me.
O ponme otro vaso de vino.
O ponme en la cama y ciérrame los ojos, que estoy demasiado borracha y tú demasiado melancólico...

Vaya locura sería irnos a un motel de mala muerte, podría pasar todo lo que yo quiero que pase, imagínate...