'nulla vita sine musica'


hacer del caos un arte

3 de septiembre de 2015

Piernas temblando

Nunca he creído que tenga unas piernas de escándalo,
pero ahora desde luego,
están escandalizadas.
Ya nadie toca maravillosas sinfonías en ellas,
ni las besan de arriba a abajo.
No las recuerdan lo bellas y largas que son.
Joder, esto ha sido un amor a mano armada;
Armada de caricias,
de cosquillas
de ganas de acariciarme el pelo.
Y después de estas armas que no parabas de utilizar
mis piernas y yo estamos jodidamente escandalizadas
mi cuerpo muy asustado ante la amenaza de sentir a alguien que no seas tú
todo mi sistema inmunológico por los suelos
mi mente aún ebria de las cervezas
y mi corazón se ha quedado con el atracador (y no sólo porque éste llevaba un arma).