'nulla vita sine musica'


hacer del caos un arte

7 de octubre de 2015

No queréis amar intensamente

— No querrás quererme — le dije con tono firme.
— ¿Por qué? Te conozco de hace meses y tengo muy claro lo que quiero contigo.
Quizás debería de haberle advertido acerca de mi histeria, de mis múltiples salidas de carretera en la curva más difícil...
No sé, decía que me quería igual, pero como pasa con todo lo poco bueno, no duró mucho.
No estuviste ahí cuando rompía vasos con tu nombre, mucho menos cuando me emborrachaba pensando en ti, cuando gritaba tu nombre en baños ajenos agarrada a cuerpos que no eran el tuyo... No nos engañemos, no quisiste estar, joder.
Todos buscáis una tía loca hasta que la encontráis.
No aparecéis cuando buscamos en el amanecer vuestro nombre, cuando perdemos la compostura y escribimos hasta desangrarnos.

No
queréis
amar
intensamente.

No nos busquéis, joder, porque nos vais a encontrar bebiendo cerveza y fumando en cualquier acera en frente de garitos de mala muerte. Nos encontraréis para darnos ese amor de una noche, en la que nosotras nos enamoraremos.
Nos gusta todo lo que os mola para un rato; el sexo duro y el rock and roll, las cartas a manos y las pastis antes del chupito.
¿Quién no se cansa del desenfreno? Sólo los que vivimos en él podemos aguantar esta desidia constante.
Pero qué fácil enamorarse por un rato de la chica poesía que revoluciona tu vida unos meses.
Podéis iros, lo hacen todos.
Las locas como yo estamos acostumbradas a las pérdidas. Estaremos unos meses dejando el puto suelo lleno de colillas, de hachís por todas partes y mucha tristeza. Luego volveremos a la acera de en frente de ese garito a ponernos perdidas de vino y gritaremos vuestro nombre a cualquier desconocido, en cualquier baño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario