'nulla vita sine musica'


hacer del caos un arte

14 de octubre de 2015

Rendición

Voy a empezar por el final: Las cosas se acaban.
¿A los ojos de quién? Nada que conserva un sentimiento está muerto, así que tú y yo estamos jodidamente vivos.
Somos una puta yincana de emociones. Eso es una mierda.
Quizás esté totalmente equivocada y sí que estamos hechos el uno para el otro, tal vez en otra vida.
Hoy me odias y ayer me querías. Ayer te odiaba, pero todos los demás días te quise. Ni para eso nos ponemos de acuerdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario