'nulla vita sine musica'


hacer del caos un arte

12 de diciembre de 2016

Quizás antes odiabas la manera en la que discutía y te llevaba la contraria, 
estabas cansado de tener que luchar contra mí y conmigo todos los días de la semana durante todos los meses del año. 
Quizás rezaste y pediste a Dios que por favor amansase la fiera, que era yo.
Y me amansé cuando dejé de sentir.
Ahora es cuando tu vuelves a rezar y a pedir a Dios que por favor, se desamanse la fiera, que por favor vuelva a buscar pelea todos los días y a llevarte la contraria para aprender, porque

calladita no estoy más guapa.
Se amansó la fiera, desgraciadamente, y quien ya no busca revolución es porque está muerto o a punto de hacerlo. Vida es muchísimo más que levantarse, quejarse y volver a dormir, 
cogerse la borrachera del sábado, viernes, martes y jueves, y si el domingo se hace cuesta arriba, también. 
Es la fiera amansada 
que ya no quiere luchar

11 de enero de 2016

1:36

Me gusta como pone las manos en mis caderas y las agita lentamente,
o no tan lento.
Me gusta el caos que deja por mi pelo porque le encanta acariciarlo,
y como hace que se me olvide todas las veces que yo misma me maldigo.
Hace que bailar sea fácil y que cantar o tararear canciones en el coche cobre sentido.
Me sienta bien, porque me permite mandar a tomar por culo la métrica en los poemas y me recuerda
que, los mejores escritores, lo hacían como nosotros,
como les daba la gana.
No sabría como explicar a una persona que no fuese yo todas las cosas absurdas que merecen la pena cuando me agarra la nuca
o como sube las persianas cuando me abraza por detrás
son todo recursos literarios, la verdad es que nunca deja entrar la luz
pero yo lo veo todo mucho más claro cuando estamos juntos.
He perdido la noción del tiempo que lleva besándome,
y a pesar de que siempre me ha preocupado demasiado la fugacidad del tiempo
me da igual lo deprisa que corra si me mantiene a su lado.
Tiro todo por la borda cuando me sonríe
y muchos lo escribieron antes, pero seguro que pocos lo sintieron tanto.
Porque, hay que sentir mucho por alguien para dejarle entrar del todo en tu vida,
en tu poesía
y para permitirle que te destroce tu manera favorita de escribir.
No lo entendéis, tengo tanta ansía de inmortalizar mis sentimientos que no puedo pensar en la sonoridad del poema. No es un poema a simple vista, pero yo lo siento como tal si habla de ti.